domingo, 2 de diciembre de 2012

VIAJAR POR CHINA: OPERA DE BEIJING PARA NO AFICIONADOS

La o El protagonista (de azul), no acabamos de ponernos de acuerdo
 
Los camareros sirviendo Té son parte del espectáculo

En China hay diversas escuelas de Opera. Una de las más conocidas es la de Beijing y es la que disfrutamos en una versión adaptada a los turistas.



 
La Opera China es muy diferente de la Opera Occidental.
La principal diferencia es que es un arte que combina varias disciplinas: canto, baile y lo que yo denomino gimnasia deportiva (saltos y volteretas dignos de atletas olímpicos)
 




El elenco de artistas saludando

 
Las representaciones son largas, duran más de tres  y cuatro horas. Generalmente cuentan historias de Emperadores y Concubinas o historias de luchas entre Demonios y Dioses.
Aunque también hay obras cuyos protagonistas son  más terrenales como Funcionarios o Doncellas.
 
Hay muchas más diferencias entre la Opera China y la de Verdi (por poner un ejemplo), como es el hecho de que la mayoría de los personajes siguen siendo representados por hombres aunque sean femeninos. El maquillaje que llevan los artistas también es muy conocido y obedece a un patrón de colores y formas característico de cada personaje (las famosas máscaras de Opera)
 
El que los personajes sean más o menos fantásticos, es independiente del tono cómico o serio de la Opera.
Uno puede encontrarse con una batalla aparentemente terrorífica entre el ejército del emperador y el ejército enemigo y ver cómo los espectadores ríen sin parar.
 
El desconocer el idioma y las historias tradicionales que se cuentan en el caso de los extranjeros, junto con el interés en abreviar el espectáculo para que puedan asistir niños, es lo que ha llevado a que en Beijing se ofrezca la versión corta y visual de su famosa Opera.
 
La obra que nosotros vimos apenas tenía diálogo. Consistía en una representación de pasajes de Operas Chinas muy conocidas. En todas las escenas había demostraciones gimnásticas y hasta malabares, lanzando al aire espadas y lanzas sin que se cayese ninguna.
 
Para que no quedase duda del carácter familiar del espectáculo, había dos tipos de entradas, las normales y las que incluyen merienda (té, fruta y cacahuetes).
 




 
Para asistir a una de estas Operas, lo mejor es solicitarlo en el Hotel o al Guía una vez se esté en China. Ya que si se reserva desde aquí resulta más caro.
 
En China es muy fácil encontrar a alguien que te ayuda a encontrar espectáculos, masajes, grandes almacenes etc.. muchas veces esta ayuda es sin ningún interés económico y en otras ocasiones, como cuando hay que comprar entradas por teléfono, el intermediario Chino puede quedarse con una pequeña comisión. En cualquier caso, no es mucha la "propina" y el espectáculo bien lo merece.
 
Nosotros lo disfrutamos mucho y nos sentimos un poquito más cerca de la Cultura China.

2 comentarios:

  1. Hola! Super bueno tu blog! Me gusto mucho y tienes razon, la opera es difícil de entender para los extranjeros, pero una vez que la entiendes - o entiendes un poquito - es super interesante!
    Saludos, Andrea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Andrea por tu comentario y por tus ánimos.

      Eliminar