martes, 21 de agosto de 2012

CHINA ADOPCIÓN: CUENTO PARA MI HIJA


CUENTO PARA LEI JIN YING


(El objeto de este cuento, era contar a mi hija su origen a una edad en la que apenas sabía hablar. Cual fue mi sorpresa, que le gustó y que todavía es uno de sus cuentos favoritos. A su hermano también le gusta, sobre todo cuando imitamos el sonido del avión)

Había una vez, una mamá y un papá que vivían en Pamplona. Los dos papás se querían mucho y eran muy felices, pero estaban un poquito tristes. ¿Y por qué? Pues porque les faltaba una hija para ser de verdad papás.

 Entonces, un día, pensaron: ¿Por qué no buscamos a una niña que no tenga papás y que quiera ser nuestra hija? Así podremos darle todo nuestro cariño, que además no se acaba nunca. Y así, será una hija de verdad y nosotros seremos unos papás de verdad.

Y se pusieron muy, muy contentos con la idea. Pero entonces, se preguntaron: ¿Y dónde vamos a buscar a esa niña ?¿En qué lugar podemos buscar? ¡!!Ah, ya sé, en China!!!- dijeron los dos a la vez- ¡!Que ese país nos gusta mucho y cuidan muy bien a los bebés en los orfanatos!! Los quieren mucho!!

Y dicho y hecho. Los papás (que todavía eran papás de mentira porque no tenían hija), cogieron un avión. Un avión muyyyyy grande, porque China es un país muyyyyyyy grande y el avión también tenía que serlo. Y ¡!!!Bruuuuuuuuuuuuuuuuuuuuum!!! El avión despegó y fue volando, volando, volando toda la noche hasta que por fin, aterrizó en el otro lado del mundo.

Entonces los papás fueron corriendo a buscar a su nueva hija, con mucha ilusión. Llegaron al edificio donde les habían dicho que estarían las niñas. Les hicieron pasar a una habitación muy bonita. La habitación era especial porque es donde se iban a encontrar por primera vez, y por eso habían puesto fotos de niños y muchos colores.

 Esperaron junto a otras personas que también querían lo mismo: compartir su cariño con un niño… hasta que por fín, llegó la primera hija. Venía muy guapa, con su cuidadora, y dijeron su nombre y el nombre de los que iban a ser sus papás. Y así fueron pasando todas las niñas con sus cuidadoras, y los papás que antes eran de mentira, se iban conviritiendo en papás de verdad y todos estaban muy contentos… hasta que por fin, llegó la última niña con su cuidadora.

Esa niña preciosa y pequeñita, era la hija de los papás de Pamplona. ¡!Qué contentos se pusieron!! Era Lei Jin Ying. Al principio se asustó un poco porque era pequeñita y no sabía hablar y no entendía por qué estaba allí con dos desconocidos de nariz muy larga y piel pálida.

Pero cuando se fueron los tres juntos al hotel, Lei Jin Ying se dio cuenta de que la querían muchísimo y que eso era tener papás.

Muy felices, cogieron el avión grande para volver a su casa, a Pamplona. Y el avión despegó ¡!!!Bruuuuuuuuuuuuuuuuuuuuum!!! y fue volando, volando, volando toda la noche hasta que por fin, aterrizó en su ciudad.

Cuando pasó un año y los papás vieron que todavía tenían mucho cariño para repartir y que no se iba a acabar nunca, le dijeron a la hija: ¿Quieres tener un hermanito? Podemos adoptarlo  en China, el país donde tú naciste.  Y Lei Jin Ying dijo que sí. Ella también tenía cariño para sus papás, sus abuelos, sus tíos y amigos. Como era un cariño que tampoco se le acababa, iba a tener para su hermanito.

Y así fue como Lei Jin Ying, volvió al país donde había nacido, para ir a buscar a su hermanito y llevarlo a su casa.

Y desde entonces, todos viven muy contentos, la hija y el hijo con los papás. ¡Ahora si son una familia de verdad!

6 comentarios:

  1. Belén, el inicio del blog es precioso y los dos reportajes que siguen a este cuento también. Te deseo mucha suerte en esta nueva andadura que sé que te ilusiona. Cuenta conmigo para lo que quieras... Porque aunque Pamplona y Málaga estén lejos, nuestros corazones están pegaditos, ya lo sabes. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. La idea del hijo rojo que une a los padres con sus futuros hijos, creo que se queda corta. En realidad, hay el hilo rojos nos a une a unos padres con otros, y a los niños entre sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. Y espero que el que nos une a los siete no se rompa jamás... Os quiero.

      Eliminar
  3. Te felicito, me ha gustado mucho y muy bien escrito y transmitido.
    (A pesar del dolor de cabeza que me ha provocado debido a la llorera, snif, snif)

    Un beso grande
    M.M.M.



    ResponderEliminar
  4. Jo amiga..........Enhorabuena por se valiente y lanzarte a la piscina. Precioso el blog y todas las historias que cuentas, pero la foto de esta entrada....buff me ha hecho revivir tantas emociones de aquel día caluroso en aquel maravilloso teatro de marionetas chinas....gracias por permitirnos el privilegio de poder enseñarle a nuestras hijas el lugar del que proceden. Un abrazo fuerte desde el sur.

    ResponderEliminar
  5. Buenos días,

    En nuestra web tratamos distintos temas relacionados con la adopción y un apartado más amplio con bibliografía sobre adopción y otros temas relacionados con la post-adopción especialmente, así como en algunos de los apartados hay bibliografía sobre los temas que se tratan (en el apartado de “en casa”, “salud”, “escuela”, especialmente.

    En este enlace se puede encontrar la relación de la mayoría de bibliografía de la web: http://adoptivanet.info/encasa/adopteca-juvenil.php

    Estamos trabajando también en distintos apartados de postadopción, entre ellos cómo contar la adopció y cómo crear nuestro propio cuento de adopción: http://adoptivanet.info/encasa/adoptado-cuento-adopcion.php

    Esperamos que os guste.

    ResponderEliminar